EL FALAZ DISCURSO ECONOMICO DE IZQUIERDA UNIDA-PODEMOS.

 No existe mejor forma de mentir que mezclar en el mismo discurso cosas ciertas, medias verdades y mentiras manifiestas aliñadas  con unas gotas, aquí y allla de demagogia y aromas populista para tapar las malas condiciones de un guiso caducado,  armado todo ello en un entramado de aparente coherencia. Eso es lo que hace Alberto Garzón en la Tribuna de El Confidencial titulada “No esperen al Banco Central.”

Garzón viene a decir que  las políticas del Banco Central Europeo se han demostrado ineficientes a la hora de reactivar  el consumo y la inversión y por lo tanto el desarrollo económico y considera que aplicar una nueva tanda de mayor liquidez y bajada de tipos no conseguirá sacar a la economía de su  precario crecimiento. Hasta ahí de acuerdo.

  El   militante del Partido Comunista y líder de Izquierda Unida considera  que las políticas de Expansion Cuantitativa del Banco Central Europeo,  es decir la creación de dinero sin apoyo simultaneo de  crecimientos de producción y ahorro, ha provocado un incremento de las desigualdades sociales ya que buena parte de ese dinero ha ido a los mercados financieros de renta fija , bonos y renta variable, acciones. Seguimos de acuerdo.

Pero  siendo cierto esto Alberto Garzón oculta cual ha sido el destino de la mayor parte de este dinero: El destino no ha sido otro que la compra de deuda pública de los Gobiernos por parte de los bancos y en última instancia por el Banco Central. Y ahí viene la gran mentira  que encierra ladinamente el líder comunista. Dice Garzón:

“Al mismo tiempo, las instituciones europeas y los gobiernos nacionales han promovido una política de consolidación fiscal, es decir, de recortes en la inversión pública. Al empeoramiento de la cantidad y calidad de los servicios públicos hay que sumar el pernicioso efecto que tiene esa política, común y erróneamente llamada de austeridad,.”

La consolidación fiscal y los recortes fueron políticas aplicadas desde 2008 a 2012. Justo hasta que el Banco Central decidió poner en marcha la bajada de tipos y la Expansión monetaria. Después vimos incrementarse  el gasto público, los déficits y la deuda. Ello dio lugar a que el Banco Central iniciara un programa de compra de deuda fundamentalmente pública  lo que le ha supuesto un desembolso de dos billones  de euros, billones  europeos, de los de doce ceros.

 Esos billones que Garzón omite han ido a pagar los incrementos de deuda pública y que han evitado que se dispare las primas de riesgo ya que si el Banco Central adquiere la mayor parte de los bonos no hay posibilidad de que el mercado  evalúe el nivel de riesgo de un país.  Este dato  es el que obvia Garzón, por supuesto que interesadamente. El diputado de Izquierda Unida engaña al no incluir este dato  y claro  el resultado que sale de la ecuación  es erróneo o mejor dicho  el resultado de la ecuación económica  es el que Garzón tenía ya hecho de antemano y para el que adapta  a su gusto y de forma engañosa  factores de la ecuación.

Me figuro que después del paquete de medidas aprobado ayer día 12 por el Banco Central Europeo Garzón no tendrá más remedio que admitir la evidencia. Nos encaminamos al modelo japonés, país que tiene paralizado el crecimiento económico desde hace más de una década y donde el Banco Central tiene ya más de la mitad de la deuda pública estatal, un 40 por ciento lo tienen aseguradoras y bancos y  únicamente el diez por ciento restante, los particulares.  Repito, esta es la realidad que intencionadamente oculta Garzón quien quiere una vez más cuadrar el círculo: pìde mayor endeudamiento y dice que la política del Banco Central no es buena. ¿En qué quedamos? ¿Quiere que  el cien por cien de la emisión de bonos salga al mercado de particulares elevando la prima de riesgo a niveles de la recesión de 2008, o pretende  provocar un impago de deuda y la crisis del euro y de Europa? Quizás eso encajaría mejor en su estrategia populista-comunista.

 Dos billones de euros para la compra de Deuda pública y sí otro buen manguerazo de liquidez en la reunión de ayer.  Y es cierto que ambas medidas han tenido y pueden tener escasa repercusión en el crecimiento pero se deben y hay que decirlo claro al incremento de la deuda pública de los países  consecuencia de las políticas que pregona el señor Garzón. Así que  la causa de las políticas de liquidez del Banco central es el incremento del gasto público. Habrá que concluir pues, aunque parezca paradójico que las desigualdades sociales que según Garzón provocan estas medidas se deben al incremento del gasto público  ¡Y Garzón nos receta más gasto público!

 Por cierto la política económica neoliberal no se basa en la disminución de salarios como demagógicamente dice Garzón sino en una disminución del gasto público  que repercutiría en una disminución de impuestos y en una mayor disponibilidad de efectivo por  los consumidores. Esa sí sería una buena forma de  activar  el consumo y la economía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s