PSN-GEROA BAI ( PNV) UNA ALIANZA ESTRATEGICA.

Tras  el acceso a la presidencia de Navarra de la socialista María Chivite, el debate público y publicado gira alrededor de un único argumento: la necesidad del Gobierno de llegar a acuerdos con EH Bildu para poder implementar las políticas pactadas por los socios de la versión 2.0 del Cuatripartito.

Sin embargo, esta polarización del debate, en un solo asunto, importante, por otra parte, nos está haciendo perder de vista   la cuestión central de la investidura y de la legislatura que se inicia: el pacto estratégico  del PSN con Geroa Bai,  la franquicia navarra del PNV.

Desde mi punto de vista, ambas formaciones comparten una visión de futuro del mapa político de Navarra y han dibujado una estrategia conjunta para definirlo. Geroa Bai aspira a minimizar la representación política de EH Bildu expandiendo su territorio de influencia política en ámbitos como Investigación y Desarrollo,  Medio Ambiente, Vivienda y Euskera. Son las carteras que han conseguido arrancar en la negociación. Dejan claro su interés por representar en Navarra un nacionalismo vasco  ligado al progreso económico y a la modernidad  del desarrollo sostenible.

Por su parte, el Partido Socialista copa las  Consejerías que suman más del 80 por ciento del gasto público. Su objetivo indisimulado, coherente con el que persigue Pedro Sánchez en el ámbito nacional, es  absorber los restos del naufragio navarro de Podemos.

Si esta estrategia tiene éxito durante los próximos cuatro años, el mapa político de Navarra estaría dividido en tres grandes bloques: el centro derecha en torno a UPN, el mundo nacionalista dirigido por Geroa Bai y el Partido Socialista ocupando  la centralidad imaginada y que tanto reivindica la presidenta Chivite. Navarra estaría bien incardinada en la euro-región con País Vasco y Aquitania, en serio riesgo de ver desdibujarse sus rasgos históricos de entidad singular  con autogobierno propio.

El debate sobre el centro no deja de ser un relato, una elaboración de imagen política, más que un reflejo de la realidad. Porque no se puede apelar al centro desde la marginación de quienes han ganado las elecciones con más de 127.000 votos de otros tantos navarros. No se puede apelar al centro pactando con quienes tienen como primer objetivo cambiar el status político de Navarra como Comunidad singular y diferenciada, rompiendo el consenso mayoritario de los navarros. Por mucho que Chivite lo diga, ella no está en la centralidad y es insultante  querer colocar en el mismo plano político a Bildu y a Navarra Suma.  Chivite negaba hasta ahora la negociación con Bildu y ahora dice que va a hablar, es decir, negociar con ellos. ¿En qué quedamos? Dice Chivite que  EH Bildu tiene 8 escaños. ¿Es que antes de la investidura no los tenía? ¿Antes no  podía pactar con ellos y ahora sí? Sra Chivite , respete nuestra inteligencia y no nos tome más el pelo.

Y ¿cuáles son los retos que esta estrategia plantea al  constitucionalismo en Navarra?

Considero importante la denuncia de la deriva del Partido Socialista en su pacto con Geroa Bai  apoyado por EH Bildu. Pero sería suicida centrarse exclusivamente en esta denuncia y no asumir la tarea de elaborar un proyecto, una narrativa sobre la Navarra del futuro que queremos. El mundo vive una aceleración no exenta de convulsiones políticas y economías, lo que se llama una crisis, pero en toda crisis hay un “espíritu del nuevo tiempo” que se va a alumbrar.

Debemos ser capaces de adivinar el futuro, de asumir estos cambios y elaborar nuevos discursos. Un dibujo que va a requerir el concurso de la sociedad civil: empresarios, sindicatos, profesionales, universidades, mundo de la cultura y asociaciones del ámbito del constitucionalismo. E incluyo en el  constitucionalismo a todos los viejos y nuevos socialistas que  ven con algo más que recelo la deriva del pacto de su partido con populistas y nacionalistas. Ese es el trabajo y la responsabilidad que deberemos afrontar todos, lejos del derrotismo, con  esfuerzo, trabajo y asunción de responsabilidades personales y corporativas.

                                   José Ramón Ganuza. Miembro de Sociedad Civil Navarra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s