LA VENA QUE RIEGA EL ODIO Y TALADRA EL CEREBRO.

Los avances de la neurociencia hace tiempo que han demostrado que alimentamos y desarrollamos las zonas del cerebro que más trabajamos. Así, una mente matemática tiene un desarrollo cerebral distinto a una que trabaje de forma prioritaria la lengua o la sicomotricidad. Estos hallazgos han permitido hablar no de una inteligencia única sino de inteligencias múltiples.  Vemos como  hay personas que son muy buenas en cálculo mental y nulas, por ejemplo, en inteligencia emocional.

            Viene esto a cuento de la reflexión que me ha suscitado la publicación de las fotografías del acoso que sufrieron el alcalde y los ediles  de UPN del Ayuntamiento de Pamplona en la calle Curia el día de San Fermín.  Había dos especialmente impactantes. En una se veía a un tipo vociferante, con la cara absolutamente congestionada y la vena del cuello hinchada hasta el límite del colapso. La vena que riega el odio y taladra el cerebro. Hace falta alimentar día a día esa zona del cerebro, el área límbica para desarrollar semejante canal de irrigación tan potente e inflamado. Los que saben de inteligencia emocional nos dicen que el entrenamiento de esa zona cerebral secuestra el funcionamiento de otras partes del cerebro. El fulano de la foto daba la impresión de tener el  cerebro racional secuestrado hace tiempo.

            La segunda instantánea es quizás más preocupante  que la primera. Se ve a una pareja también gritona y odiadora. Él lleva sobre sus hombros a un niño de no más de tres años. El autor de la foto ha difuminado el rostro del menor, pero se puede ver como el niño grita también al paso de la comitiva. Toda una imagen de cómo educar a los niños, como perpetuar  y transmitir el resentimiento, como empezar desde pequeñitos a  desarrollar la vena, a alimentar  el cerebro de la inquina y el rencor.

            Lo del domingo en la calle Curia fue una nueva edición de  la persecución que sufrió, Maite Esporrin por radicales abertzales el día de la elección de Enrique Maya como alcalde de Pamplona. Son los de la abstención que buscan   Pedro Sánchez y María Chivite para llegar a los Gobiernos de España y Navarra. Y se sabe que  si, como en el caso de Esporrin, no cumples sus expectativas, te persiguen y te escrachean. Si se abstienen es que sus objetivos programáticos se han cumplido. Así de sencillo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s