PATADA HACIA DELANTE, Y EL QUE VENGA, QUE ARREE.

Enrique Briega publica una Tribuna en el Confidencial titulada “ ¿Porque el Tesoro de Estados Unidos advierte de futuros niveles insostenibles de deuda?  En el mismo pone de manifiesto un dato fundamental para comprender el problema: Los ingresos fiscales llevan años siendo inferiores a los gastos primarios,  menores a su vez, que los gastos reales totales ya que no incluyen los intereses que se pagan por la deuda contraída. De continuar esta dinámica, y nada hace pensar en un cambio de política, el sistema colapsaría, sería insostenible.

            Actualmente la deuda  pública de Estados Unidos en el 78 por ciento del PIB, un dato que puede parecer manejable si se tiene en cuenta, por ejemplo que Japón supera el 300 por cien, pero hay que señalar que este cálculo de la deuda  norteamericana no  incluye la deuda de instituciones avaladas por el Tesoro de ese país como grandes compañías  de planes  pensiones y las aseguradoras que las respaldan en primera instancia.

            Este déficit primario del 78 por ciento seria de más del  530 por cien  en 75 años. Un plazo que puede parecer largo, pero que pone de manifiesto la necesidad de  hacer un debate urgente sobre la composición del gasto público. La situación en Europa y en España no es mejor, incluso es peor. ¿Alguien de ustedes ha escuchado a algún político poner esta cuestión medular en el centro de los debates electorales?  No y tampoco lo verán.

            Hacer sostenible este sistema  pasa por una de las cuatro opciones siguientes:

            1.-  Crecimiento del PIB para que los ingresos superen a los gastos y pueda  empezar a disminuir la deuda. Los cálculos  económicos  no dan muchas posibilidades a esta opción: en Europa el crecimiento decae: En Estados Unidos parece que aumenta pero a base de disminuir impuestos. El efecto de mayor recaudación con el mayor crecimiento no parece que este compensando el aumento del déficit.

            2.-  Crecimiento del PIB  con subida de  impuestos.  Es difícil que la inversión se mantenga  si se produce una subida de impuestos y si la inversión productiva decae, decae el empleo y volvemos a la recesión. Por otra parte, no parece que la economía productiva en un  marco de globalización y de cada vez mayor competencia entre países con una clase media en declive augure  que esta posibilidad sea factible.  Hasta ahora no lo ha sido y  el final del ciclo económico no nos  ayuda a ser optimistas.

            3.- Restricción del gasto. Provocaría   fuerte conflictividad social máxime en un contexto de desaceleración económica.

            4.-Inflación.  Es la opción más querida por los economistas de cualquier tendencia sobre todo por los keynesianos de la justicia social y del incremento del gasto, que no dudan  en cargar a las clases más desfavorecidas con el incremento de precios que deberán ser superiores a sus niveles de ingreso si se quiere ir laminando poco a poco los niveles de deuda. Al final la deuda siempre se paga por una u otra vía.

            Así que, de no cambar nada de este marco  el sistema quebrará más pronto o más tarde, en función de los obstáculos y las crisis locales que, en un mundo económicamente interconectado, encuentre en el camino.

            Si tenemos en cuenta que el  crecimiento del PIB a largo plazo guarda una estrecha relación con el crecimiento o disminución de la población y que en España en 2018 hemos tenido el menor número de nacimientos registrados desde 1941 la  situación se adivina complicada. Si no solucionamos el desequilibrio poblacional y el problema de una sistema de pensiones cada vez más puesto en cuestión por  la demografía y los salarios nuestros hijos tienen un futuro incierto. Añada a ello el anunciado incremento del desempleo como consecuencia de la revolución tecnológica  y obtendrán un artefacto explosivo de fuerte impacto  y con el temporizador ya en marcha.

             Pero ya saben el mantra de los políticos actuales: “patada hacia delante y el que venga que arree.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s