ESTO NO PUEDE TERMINAR BIEN.

El Bono Alemán a 10 años ha vuelto esta semana a tener rendimiento negativo. Hay que pagar más que su valor nominal por adquirirlo. Esto puede parecer ilógico: que se compre algo que no de intereses, y que además debas pagar por encima de lo que te van a devolver al cabo de diez años.

             Nadie quiere perder dinero, nadie actúa en contra de sus intereses económicos, luego, ¿qué indica esto?

            Indica que hay muchas personas comprando bonos alemanes porque consideran que otros activos tienen mayor riesgo. La gran cantidad de demanda, lógicamente, hace subir el precio del bono y disminuye el interés que tiene que pagar el emisor.

            Pero, ¿Qué es lo que piensa el comprador de un bono con interés negativo para querer adquirirlo?

            Lo primero, que el bono, aunque tenga interés negativo subirá de precio. El inversor, también descuenta un escenario económico de deflación, estancamiento y bajos rendimientos empresariales. “Si dentro de 10 años recibo casi la misma cantidad que pongo hoy en un bono y los precios han bajado habré conservado mi dinero que habrá ganado poder adquisitivo por la deflación”. Por otra parte, esta fuerte compra de bonos alemanes pone de manifiesto que los inversores prevén que durante  bastante tiempo no subirán los tipos de interés. Si subieran su inversión perdería valor puesto que nadie querría comprar bonos antiguos con interés negativo cuando los nuevos ofrecen mejores rendimientos. Ello les obligaría a bajar el precio de sus bonos si quisieran venderlos en el mercado secundario antes de su vencimiento.

Así que lo que piensan quienes compran hoy bonos alemanes es que el futuro es de recesión o de estancamiento a la japonesa. Nada bueno. Así lo indica también el giro en la curva de tipos de interés

            ¿Qué van a hacer los Bancos Centrales ante este panorama recesivo? Lo estamos viendo estos días: De principio, han parado en seco los planes de subida de tipos y de retirada de liquidez. Se habla incluso de volver a bajar los tipos en Estados Unidos de Norte-Amércia y de reducirlos por debajo de cero en Europa. También se apunta a una nueva, otra más, sobredosis de liquidez, con la compra, con dinero fiat (el que se crea haciendo funcionar la máquina de imprimir, sin respaldo de ahorro o crecimiento económico) de bonos, no ya de Gobiernos, sino de empresas y bancos. Así el Banco Central pasaría a ser dueño –accionista- de corporaciones industriales y entidades financieras.

            A cualquiera se le ocurre que esta huida hacia adelante no puede acabar bien. La historia de la Economía advierte que estas políticas de expansión cuantitativa terminan siempre en burbujas especulativas que acaban explotando y causando mayores males que los que intentan remediar. Las preguntas son varias: ¿Cuál es el límite de riesgos que pueden asumir los Bancos Centrales?. ¿Hasta dónde pueden ir cebando de dinero una economía, sin que el desequilibrio entre la masa monetaria y el crecimiento de los bienes y servicios, termine por afectar a la economía real. ¿Por dónde se romperá la enorme bolsa de liquidez y bonos?

            La crisis de 1929 estuvo precedida por una fuerte expansión del crédito y de la deuda. Lo mismo sucedió en la crisis de 2008. Para evitar el desastre, los Bancos Centrales decidieron incrementar la burbuja de liquidez. Han pasado 10 años con fuertes aumentos de deuda de gobiernos y empresas.

En España, al incrementarse el PIB, la deuda ha disminuido porcentualmente, aunque realmente ha seguido aumentando en términos absolutos. Un espejismo, ahora que nos enfrentamos de nuevo a un escenario de recesión.  Si se produce una disminución de Producto Interior Bruto el porcentaje de duda se disparará,  no solo en términos relativos sino también  en valor absoluto. Si nuevamente la economía se para, disminuirá la recaudación fiscal del Gobierno y se incrementará de nuevo el gasto en subsidios.

Los Bancos Centrales anuncian que saldrán otra vez al rescate, creando más dinero para comprar bonos. Es el momento de la pregunta retórica: ¿Han encontrado en la máquina de hacer billetes la piedra filosofal de crear riqueza de la nada? De ser así cualquier país pobre, léase Somalia, por ejemplo, no tendría más que poner a trabajar  la máquina de hacer billetes para  acabar con una historia de postración. Evidentemente eso es imposible. Pues algo así están haciendo los Bancos centrales. Cuando han visto que la recogida de velas de la subida de tipos y retirada de liquidez estaban llevando a una recesión, han vuelto a  anunciar bajada de tipos y aumento de liquidez. ¿Hasta cuándo aguantará la economía esta situación?  ¿Cuál será el punto de quiebra?

Hay que ir a la teoría económica de la Escuela Austriaca para encontrar alguna pista que nos permita atisbar por donde romperá este esquema ilógico.

Dice Jesús Huerta de Soto que cualquier incentivo artificial a la economía productiva termina financiando proyectos empresariales que fracasan porque después de años de implementación, sus productos no encuentran suficientes compradores por la escasez de ahorro. En otras palabras, se incrementa artificialmente la oferta con dinero barato para la inversión, pero no existe demanda suficiente porque el ahorro que genera la economía real es insuficiente para asumir el exceso de oferta. Las empresas, entonces, colapsan.

Esto decía Huerta de Soto en 2009, y anunciaba que cuando se produzca la recuperación, los bancos centrales volverían a aumentar la liquidez. Es justo lo que está pasando ahora, en 2019. Merece la pena escuchar sus razones.

 Así pues, los Bancos Centrales siguen regando la economía con gasolina financiera, sólo queda saber cuál será el detonante que incendie el edificio .La historia demuestra que el hombre vuelve a repetir los mismos errores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s