UNA GRAN COALICIÓN.


Comprendo que apostar por una  gran coalición tras las elecciones del mes de Abril puede resultar extemporáneo y poco pertinente en plena campaña electoral, pero yo no me rijo por la lógica de los partidos. Prefiero pensar en la agenda  de la ciudadanía, del peatón de la historia. Si lo pensamos detenidamente y , sobre todo, valoramos  cuales son las otras opciones, sin duda el pacto PP- Ciudadanos- PSOE es la que más ventajas ofrece. También el de más difícil articulación.

            Pero es que los tiempos están difíciles y más difíciles pueden estar si no se  abordan con prontitud  los grandes problemas de este país. En días pasados, Luis Sarriés escribía en Diario de Navarra  que “ la nueva radicalidad política no se hubiera producido nunca si los partidos mayoritarios hubieran consensuado una postura común en torno a los problemas más graves de España”  Y citaba la política exterior el secesionismo, el sistema de bienestar social y la inmigración”  Y es cierto que tenemos una amplia agenda de cuestiones sin resolver.  A estas cuestiones habría que añadir la Educación,  el sistema de pensiones, la Universidad, la investigación y todas las políticas que encarrilen  a España en el siglo XXI y no nos dejen de nuevo  mirando pasar el tren en el apeadero de la historia.

            Porque ¿ cuales son las opciones  que se van a plantear tras los próximos comicios?: un pacto  de Vox con PP y Ciudadanos ó uno de PSOE con Podemos  y secesionistas.  Es decir, de nuevo las dos Españas, el frentismo que   encanalla el debate, que crispa  la convivencia y que convierte  la vida pública en un inmenso foco de ruido del que todo el mundo termina por desertar.

            La transición democrática en nuestro país fue posible en buena medida por los Pactos de la Moncloa. Sirvieron para encarrilar la situación económica y despojarla de  los detonadores que hubiesen convertido el proceso en un campo de minas. Hoy tenemos tantas o más minas esperando en el futuro, empezando por la más que probable nueva recesión, seguida por la crisis europea y  añadiendo, a  estas, todos los problemas de índole doméstica. Si en alguna ocasión está justificado un gran pacto nacional, es en este. Y todo el mundo lo entendería.

            Los alemanes han dado muestras en los últimos años de ser ejemplo de cordura política. Son tan previsores y planificadores que hasta la sucesión  de la canciller Angela Merkel  al frente de su partido la han dejado resuelta un año antes de producirse. Igual que  nosotros. Recientemente la Fundación Konrad  Adenauer criticaba en un documento de cinco páginas la incapacidad de los partidos españoles para el pacto y la negociación.  Somos más propensos a  que un partido constitucional se entienda con nacionalistas e independentistas que a los pactos entre partidos constitucionales.  Así nos va.

            El informe que responsabiliza al secesionismo  de haber propiciado  la reacción del nacionalismo español, señala que la solución sería una gran coalición “que rompiera el bloqueo y  desactivase la campaña de influencias de los independentistas.”  Además se privaría de espacio político a los populismos de uno y otro lado que amenazan con envolver  la  batalla política  en un torbellino donde las posturas de  centro, dialogantes y templadas  queden  arrinconadas.

            “El veneno del nacionalismo ha descargado su efecto en España. Esto sólo se puede detener si los partidos constitucionales moderados empiezan a hacer lo que caracteriza a la política democrática: dialogo y capacidad de compromiso.”, dice el informe.            Los redactores de la Fundación Adenauer no son muy optimistas sobre las posibilidades de que una gran coalición se haga realidad en España.. “Es cuestionable que los líderes nacionales pongan por delante los intereses del país de sus intereses particulares.”  Desde luego mientras dure la campaña electoral, esto es imposible.¿Después? Ya veremos. Hoy sólo cabe esperar  que  estos dos próximos meses no rompan en demasía las relaciones de unos y otros y dejen puentes transitables para tiempos de cordura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s